Contenido web con alma

Hay un trabajo que consiste en generar contenido web a pedido.

Es una opción popular de trabajo remoto. Alguien tiene un site a su cargo y necesita ingresar de manera regular contenido que sea atractivo para su público. Entonces contrata a un autor de contenido web para que le haga este trabajo.

Esa persona tiene habilidades de redacción. Usa técnicas para recolectar información acerca del tema propuesto. Usa técnicas para redactar su artículo dentro de los parámetros acordados. Y listo.

Yo encuentro que muchos de esos artículos son reciclados de otros. Muchos redactores sacan su contenido de Internet, lo reorganizan, lo expresan de otro modo, pero cuando lo lees te das cuenta que es la misma información que has leído alguna vez en otro lado. El autor no pone parte de sí en el trabajo.

Quizás sea algo inevitable en la creación de contenido por encargo.

Prefiero muchas veces el contenido creado por inspiración, porque llegó el momento. El de alguien que comparte sus propios conocimientos y experiencias porque siente que quiere hacerlo y no porque alguien le esté pagando por sintetizar información ajena. Se siente diferente. El autor ha puesto algo de sí mismo en lo que lees.

Quizás esa sea la clave. No redactar lo que redactas porque te estén pagando, sino por un propósito superior.

Y para eso, escuchar a tus musas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Problemas vs Tareas