No pienses en un elefante rosa

“No pienses en un elefante rosa”. ¿Por qué lo haces, si te dije que no?

Nos dicen que es nuestra culpa, por supuesto.

“No botar la basura aquí”. Produce el mensaje: "En esta esquina -a veces hasta hay una flecha, como para facilitar-, todo el mundo bota basura".

Claro que no es tu culpa pensar en el elefante rosa.

“Gracias por mantener limpio este lugar” tiene un efecto diferente. Produce un mensaje que te anima a desistir de dejar la basura ahí, como antes, y elijas hacer algo mejor.

Decir que no hagas algo que no quieres que suceda no es la mejor manera de lograr que no suceda. Simplemente por invocar al elefante rosa, este aparece en tu mente.

Hay muchas variantes de este patrón. Por qué se usan tanto a veces parece más sospechoso que descuidado.

Estás feliz hasta que alguien te dice "No te preocupes"... ¿de qué?. Es mejor "Estamos bien".

Vives tranquilo hasta que alguien te dice "Cuidate"... ¿de qué?.  Claro que sabes que es porque te quieren pero, ¿de qué?. Es mejor "Qué estés bien".


Es mejor celebrar aquello que quieres que florezca. Agradecer por aquello que quieres que suceda.

Gracias por pensar en un mundo cada vez mejor y mejor.

Comentarios

Entradas más populares de este blog